Arquitectos Valencia | Entrevista ArchDaily | FRAN SILVESTRE ARQUITECTOS™

arquitectos valencia


Hace tan solo unos días veíamos cómo la plataforma de arquitectura ArchDaily, hacía pública una entrevista donde el arquitecto Can Ziyal entrevistaba a Fran Silvestre sobre las bases del estudio de arquitectura en Valencia Fran Silvestre Arquitectos Valencia y sus inquietudes sobre el sector y la enseñanza de éste. Mostramos la entrevista a continuación en nuestro blog:

La arquitectura cambiará completamente en los próximos diez años
El arquitecto español Fran Silvestre es reconocido por sus obras distinguidas, limpias y contemporáneas. Cada nuevo proyecto es tan sorprendente como el anterior, ese tipo de casa que aparece en las películas de James Bond y llena los tableros de Pinterest de los futuros propietarios.

Silvestre comenzó su carrera arquitectónica en la oficina de Álvaro Siza, una experiencia que él cita como la base de su enfoque "Fue un momento increíble, allí aprendí todo sobre la arquitectura", explica Silvestre. "Me impresionó su estilo de trabajo... para mí, es un genio". Silvestre dejó la oficina de Siza a principios de la década de 2000 para abrir su propio estudio en el 2005.

Desde entonces, ha seguido su práctica, pero también ha desarrollado una carrera en la enseñanza que también considera que es pedagógica para él. Silvestre recientemente se ha sentado con el arquitecto e investigador Can Ziyal para hablar sobre su trabajo, sus preocupaciones sobre la educación arquitectónica contemporánea y las esperanzas para el futuro del campo. Su conversación, aquí:

arquitectos valencia

Can Ziyal: ¿Te gustaría presentarte a nuestros lectores?

Fran Silvestre: No somos una firma de arquitectura muy grande. Queremos materializar la belleza con nuestro trabajo. Nos gusta satisfacer a los clientes y a todos los que participan en el proceso, incluidos los colaboradores. En este momento, hay 27 personas trabajando en nuestra oficina.

CZ: ¿Qué te hizo convertirte en arquitecto?

FS: Mi familia tiene una gran tradición de ingenieros con más de 5 generaciones. Mi tatarabuelo diseñó el primer vehículo del mundo. Fue un inventor que nunca fue a la universidad y aun así diseñó una máquina con vapor que se movía sin raíles. Después de él todas las generaciones se convirtieron en ingenieros. Crecí junto a una biblioteca con una gran selección de libros de ingeniería. Me di cuenta de que me gustaba el lado artístico del diseño y decidí convertirme en arquitecto.

Por supuesto, también me siento influenciado por el Mediterráneo. Cuando viví varios años fuera de aquí, me di cuenta de cuánto extrañaba el cielo azul español y su luz típica.

CZ: ¿Qué es la arquitectura para ti?

FS: La arquitectura es mucho más que edificios. Construimos una identidad para las personas que viven y trabajan en nuestros diseños donde los deseos de las personas se convierten en realidad. A veces puedes cambiar la vida de una persona solo con un diseño.


CZ: Cuando piensas en la palabra arquitectura, ¿hay algún edificio o arquitecto que te venga a la mente al instante?

FS: No sé por qué, pero me recuerda a una arquitectura muy antigua como la del Barroco, Borromini, la Alhambra. Para mí, la Alhambra es uno de los edificios más hermosos del mundo. Además, me viene a la mente una iglesia prerrománica en el norte de España, Santa Maria del Naranco. Es una pequeña iglesia increíble y preciosa.

El edificio más representativo para mí es la Alhambra. De hecho, no es un edificio, es una secuencia de jardines y no se puede determinar la forma exacta de la Alhambra. El arquitecto de referencia para mí podría ser Alvar Aalto.

CZ: ¿Hay algún proyecto icónico que crees que lo habrías hecho de manera diferente?

FS: Hay muchos proyectos icónicos que haría de una manera diferente. La necesidad de edificios icónicos es un problema. En los últimos 10 años, hemos estado hablando sobre el efecto Guggenheim y hay demasiados en el mundo.

CZ: Tienes un estilo distinto y es fácil decir que un proyecto ha sido diseñado por ti tras ver una imagen. ¿Es eso algo de lo que estás orgulloso? ¿Crees que cada arquitecto debería tener un estilo distinto? ¿Es eso algo que tienes en mente antes de diseñar tus proyectos?

FS: No. Es bueno que la gente pueda decir que es un proyecto de Fran Silvestre Arquitectos, pero no es algo que buscábamos. Tal vez sea una cuestión de método. Es un método que se resuelve al final. Cuando miras nuestros proyectos, puedes ver que se usa el mismo método. Para esto, suelo usar una comparación entre caligrafía y texto. Puedes tener caligrafía y puedes hacer una letra distinta. Sin embargo, para nosotros, la caligrafía no es importante. El significado del texto sí lo es.


CZ: ¿Qué proyecto tuyo ha configurado mejor tu carrera?

FS: Creo que todos los proyectos del principio cambiaron mi carrera, pero la Casa del Acantilado tuvo el mayor impacto. Fue muy popular en los medios de comunicación y nos llamó la atención. La gente pensó que si podíamos hacer esto con un pequeño presupuesto, podríamos hacer fácilmente otros proyectos.

CZ: Sabemos que has estado dando clase en las universidades, ¿cuánto tiempo lo has estado haciendo? ¿Y cómo afecta a tu carrera profesional?

FS: Lo hago desde 2005. Comencé a dar clase al mismo tiempo que establecí el estudio. Cuando enseñas, tu mente siempre está abierta. No soy un genio como Álvaro Siza, así que necesito un gran equipo para trabajar. El trabajo de nuestra oficina solo es posible gracias a las personas de nuestro equipo. Hubiera preferido no usar mi nombre como nombre del estudio y así poner más énfasis en la parte de los demás, pero así sucedió. Gracias a la enseñanza, tengo una gran oportunidad para elegir el equipo que necesito de entre mis alumnos.

CZ: Has comenzado una serie de programas llamados MArch. ¿Te gustaría hablar de ello?

FS: Dando clase en la Universidad Politécnica de Valencia, después de varios años, sentí una frustración entre los alumnos sobre qué hacer con sus carreras, no están seguros de qué hacer después. Son muy buenos estudiantes, pero sienten que necesitan más orientación para su futuro. Esto le puede pasar a un par de estudiantes, pero si todos los estudiantes sienten lo mismo, entonces hay un problema. Me pregunté cómo encontré yo mi camino. Yo me fijé en cómo trabajaban Álvaro Siza y Souto de Moura.

Durante los cinco años de educación, promovemos y exploramos el talento individual, pero al final no funciona así. No enseñamos a trabajar en equipo. El mundo ha cambiado mucho, una persona no puede tener todo el conocimiento para conseguir hacer algo especial.


CZ: Ya que eres profesor y arquitecto, ¿cuál es la diferencia entre los estudiantes de arquitectura en tu época y ahora?

FS: Ahora tienen más información en comparación con el pasado. Pero esto no siempre es bueno. Antes había menos información pero era de más calidad. Ahora tienes mucha información y no sabes si es buena o mala. Lo que sucede es que los buenos estudiantes son mejores estudiantes, pero los estudiantes promedio son peores en comparación con el pasado.

CZ: ¿Qué va primero para ti? ¿Forma o función?

FS: Para nosotros es lo mismo. Uno no es más importante que el otro. Hay un libro muy interesante de Peter Zumthor, que habla sobre la interacción entre ellos. Es cierto que empezamos con la forma, sin embargo, después de encajar la función volvemos a cambiarla. Es más fácil para nosotros comenzar de esta manera.

Es interesante que las universidades en España sean algo académicas y no puedas decir que comienzas con la forma. Tienes que decir que empiezas con nada, con una idea. Esto está más en tendencia ahora.

CZ: ¿Menos es más? ¿O más es más?

FS: Depende. Por supuesto, más es más. La parte más importante de un proyecto es saber dónde parar. Si estás haciendo un cuadro, tienes que preguntarte dónde parar. Después de un punto, si pones más cosas y el proyecto empeora, en ese punto, menos es más.

CZ: ¿Cómo lo decides?

FS: Al final, sientes que no es necesario agregar más y que no mejorará el proyecto. Hay dos palabras que usamos, reduccionismo y holismo. Es importante tener una totalidad heterogénea.


CZ: El color blanco es muy significativo en tus proyectos. ¿Crees que la arquitectura incolora es una mejor manera para expresarte?

FS: Usamos el blanco por tres razones. Hay un fuerte contraste entre el azul y el blanco. Es un símbolo de la cultura. La segunda razón es científica. Cuando tienes un interior blanco, se ve más espacioso. También está la cuestión térmica. No puedes tener una gran caja negra bajo el sol español. Y por último, existe una razón subjetiva sobre la percepción de la belleza.

CZ: Si tienes que usar una palabra para expresar tu estilo, ¿cuál sería? La palabra que me viene a mí a la mente es limpio.

FS: Sí, tal vez limpio. La palabra limpio es importante para mí en relación con la pregunta anterior. Imagina que solo estamos hablando en términos de arquitectura interior. La posibilidad de limpiar un interior blanco es mayor. Hay un muy buen artículo de Beatriz Colomina, que establece una relación entre arquitectura y tuberculosis. Porque todos los arquitectos modernos crecieron en relación con la tuberculosis y descubrieron la necesidad de ventanas más grandes para tener más luz en sus casas.

Además, blanco significa limpio en mente. Cuando entras en un interior blanco, tu visión fluye, te sientes más cómodo.

CZ: Tus proyectos se ven muy diferentes en comparación con el día y la noche. ¿Es eso algo que has estado buscando específicamente?

FS: Sí, porque durante el día tienes un espacio en blanco que cambia completamente con los colores del sol y en la noche usamos luces más cálidas, luces de 3000 K, que están más cerca del efecto del fuego. En las oficinas, preferimos luces más blancas y en las casas, preferimos luces más cálidas.



CZ: ¿Cuál es tu mayor motivación en la vida? ¿Cuál es la razón principal por la que debes levantarte de tu cama e ir a trabajar todas las mañanas?

FS: Para mí, es la curiosidad. La posibilidad de crecer y ver qué es lo próximo que podemos hacer. Una de las mayores motivaciones para mí es el proyecto de un proyecto. Sé que podemos hacer buenos edificios ahora y sabemos cómo hacerlo. Sin embargo, para mí, el proyecto del equipo me da más satisfacción. Al igual que un equipo de fútbol, soy como el manager ahora y seré el presidente del equipo en el futuro. Mirar cómo funciona un buen equipo es precioso.

CZ: ¿Qué consejo le darías a los jóvenes arquitectos y estudiantes de arquitectura?

FS: Es importante ser uno mismo porque todo los demás ya existe. Es importante hacer las cosas a tu manera. Por supuesto, está la influencia, pero si no encuentras tu posición, al final no puedes mantenerte a lo largo de los años.

CZ: ¿Qué piensas sobre el futuro de la arquitectura?

FS: Soy muy optimista en esto. La arquitectura cambiará por completo en los próximos 10-20 años. La concepción de qué es la arquitectura cambiará por completo. Lo que hacemos hoy estará pasado de moda en el futuro. La relación entre el paisaje, el medio ambiente y la tecnología cambiará nuestra visión de que no somos ciudadanos y que somos Argonautas y debemos optimizar dónde estamos.

Comentarios

Entradas populares